Archivos de la categoría: competencias

Las 3 competencias que todo Analista Web debe tener

La industria de la analítica web en latinoamerica va madurando poco a poco. Cómo lo sabemos? pues no es difícil notar la importancia que tiene el canal online en los negocios, más aún cuando cada vez la población tiene un mayor acceso a la red. Esta relevancia del canal online, genera la fuerte necesidad de saber qué funciona y qué no, qué campañas tienen buen desempeño y cómo lo estamos haciendo para convertir usuarios en clientes.

Y finalmente, esta necesidad de información y oportunidades de mejora, ha provocado un efecto positivo en el mercado laboral: Una amplia oferta por profesionales que sepan cómo interpretar el vendaval de datos web y poder sacar mejoras a partir de ello.

Hoy los analistas web son más requeridos y esto definitivamente seguirá en esa tendencia mucho más fuerte, dado que los límites de lo online y offline cada vez son más difusos.

En este sentido, qué características, habilidades o competencias debe de tener un analista web para estar a la altura de esta tendencia. Mi visión se acerca a la que plantea Stephane Hamel cuando señala que las principales competencias de un buen analista web se concentran en tres áreas principales: negocios, tecnología y analítica.

Competencias de un Analista Web

Competencias de un Analista Web

  1. Negocios:
  2. Las habilidades de negocios en una analista web, se centran en ser capaces de poder entender el negocio, cómo funciona, entender los procesos más importantes o críticos, identificar los factores que más influyen en los resultados, etc.  Algo que utilizamos mucho en gestión estratégica es el modelo PEST, que considera una serie de factores que influye en el desempeño de una organización a nivel macroeconómico: Factores políticos, económicos, sociales y tecnológicos. Por supuesto que un analista web, debe de ser capaz de considerar estos factores cuando trabaje sobre datos e información que la organización tenga en un período de tiempo para la correcta interpretación y posteriores recomendaciones de mejoras. Entender el negocio es entender claramente el rol del sitio o de los distintos canales online, y cómo las acciones que se realicen sobre éstos tendrán un impacto en los resultados de negocio.

  3. Tecnología:
  4. Quizás es el área por la cuál comienzan muchos: implementando y certificándose en herramientas de medición. Yo incluído, comenzamos en el mundo de la analítica web justamente utilizando Google Analytics, Woopra, ClickTale, entre otras, concentrando nuestro esfuerzo inicial en la configuración, en aspectos técnicos, jugando con código con tags, etc. El factor tecnológico es fundamental para que una analista web pueda sugerir alternativas de configuración e implementación que permitan medir aspectos más avanzados de un sitio web. La principal ventaja de tener un buen dominio técnico, es que en una industria inmadura como la latinoamericana, hay mucho trabajo!! Muchos proyectos de analítica web, comienzan con requerimientos técnicos, que pueden tomar hasta meses en concretarse. Pero cuidado, un enfoque excesivo en la tecnología, puede hacer perder el objetivo que es el de detectar oportunidades de mejora para que el cliente o nuestra organización mejore sus resultados online (sí, por medio de una mejora de la experiencia del usuario)

  5. Analítica:
  6. Lo que le da el nombre a la industria. Hoy muchas voces, entre ellas Stephane Hamel y Eric Peterson, dan cuenta de que la Analítica Web es solo una rama de la Analítica de Negocios (Business Analytics) que es el paso de madurez total que puede alcanzar una organización. La web, es solo una fuente más de datos, que un negocio utiliza para tomar decisiones. Por ello, el “analista” debe ser capaz de considerar elementos que sean o no web, pero que por supuesto influyan en el rendimiento del canal online.

La relación entre estas tres dimensiones, quedan muy claras en el triángulo que Hamel denomina “Centro de Competencias de Analítica Web”. Un analista debe de ser capaz de que a través del conocimiento del negocio, pueda establecer requerimientos tecnológicos (generalmente de implementación o captura de datos avanzados), los que entregarán herramientas y datos para que finalmente, bajo el punto de vista analítico, se genere conocimiento, oportunidades de optimización y por supuesto recomendaciones de mejoras.

Un analista web, es un fuerte soporte para la toma de decisiones. Tiene el enorme desafío de estar al tanto de los cambios del negocio como también al tanto de los cambios tecnológicos. Todo ese conocimiento debe de ser capaz de transformarlo en insights, en acciones que permitan mejorar el estado actual. Una certificación en la herramienta de turno, solo sirve cuando se aplica adecuadamente al negocio.